Los complementos alimenticios de cáñamo son ecológicos y tienen grandes propiedades.

La alimentación con cáñamo presenta numerosos beneficios. No solo para la salud, por las conocidas ventajas del cáñamo en este ámbito, sino también porque el cáñamo se presenta de formas muy distintas y hay una gran variedad de productos de alimentación de cáñamo en el mercado.

Los complementos alimenticios de cáñamo tienen certificación ecológica y pueden incluso consumirse en crudo. Siempre que no estén mezclados o aderezados con otros productos, no contienen alérgenos. Son 100% naturales, libres de gluten y de lactosa, y aptos para veganos.

Los productos de alimentación de cáñamo tienen importantes propiedades beneficiosas para el organismo y, en especial, son ideales para quienes llevan una dieta vegana, porque contienen un alto contenido en proteína. Veamos algunos ejemplos de alimentación con cáñamo:

Semillas de cáñamo

Las semillas de cáñamo se pueden utilizar en batidos, yogures, ensaladas, cremas, guisos y repostería, para galletas, panes, muesli o barritas energéticas.

Como vemos, se trata de un producto muy polivalente, que nos permite incluir de forma sencilla el cáñamo, con todas sus propiedades y vitaminas, en nuestra dieta, aportando a cualquier plato un sabor tostado y crujiente.

Podemos encontrar las semillas de cáñamo tanto enteras (el fruto que da directamente la flor de cáñamo) como peladas (no se pueden pelar de forma manual porque se obtienen industrialmente).

Además de añadirlas a otras recetas, las semillas de cáñamo se pueden consumir solas, con un poco de sal. Es muy común tostarlas con un salteado en la sartén, sin aceite y sin parar de saltear, para evitar que se quemen.

Harina de cáñamo Bio y proteína de cáñamo Bio

Tanto la harina de cáñamo Bio como la proteína de cáñamo Bio son superalimentos ideales para complementar cualquier dieta, ya que contienen un alto contenido en proteínas, fibra y Omega 3, 6 y 9. Además, son bajas en grasas, azúcares y sal, y poseen un alto porcentaje en hidratos de carbono. Debido a esta composición, son ideales para complementar una dieta vegana, celíaca o para deportistas.

La proteína de cáñamo y la harina de cáñamo son muy similares, pero varía su porcentaje de proteína. Mientras que la harina de cáñamo Bio tiene un 35%, la proteína de cáñamo Bio disfruta de un 51%.

Se pueden utilizar para enriquecer y complementar cualquier otra harina, por ejemplo, en repostería, donde se añade a razón de un 30% del total de harinas utilizadas. Del mismo modo, pueden complementar pastas, cremas, leche, batidos de frutas, guisos y sopas, espesándolas y dando un aporte nutricional muy importante.

Fibra de semilla de cáñamo Bio

La fibra de semilla de cáñamo Bio contiene un 20% de fibra soluble y un 80% de fibra insoluble. Es muy recomendable para tratar el estreñimiento y regular el tránsito intestinal, ayudando a mantener nuestro cuerpo depurado y libre de toxinas. Mejora la digestión, reduce los picos de azúcar en sangre, regula los niveles de colesterol y previene el riesgo sufrir diabetes.

Se puede consumir añadiéndola en batidos, yogures, guisos y prácticamente en cualquier plato. También se puede utilizar para hacer panes, galletas, barritas energéticas…

Beneficios de los productos de alimentación con cáñamo

  • Previenen enfermedades cardiovasculares.
  • Ayudan en procesos cancerígenos y en su prevención.
  • Previenen la degeneración muscular debido a la edad y el envejecimiento prematuro.
  • Refuerzan nuestro sistema inmunitario.
  • Alivian enfermedades como la artritis reumatoide, la psoriasis o Crohn.
  • Controlan la inflamación y el tono muscular en la iniciación de las contracciones del parto.
  • Ayudan a reducir los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Contienen los nueve aminoácidos esenciales que necesita y no fabrica nuestro organismo.
  • Son ideales para dietas proteicas.
  • Previenen enfermedades coronarias.
  • Son grandes aliados contra el estreñimiento porque favorecen el tránsito intestinal y su limpieza.
  • Reducen el riesgo de diabetes y el colesterol.
  • Son un potente antioxidante.
  • Tienen un alto contenido en magnesio.
  • Son uno de los alimentos con más proteína vegetal, superando a las semillas de chía y lino.